Desobediencia civil en el ejercicio de la profesión

  • Sábado, Junio 22 2013

Durante la tarde de ayer, en los locales de la asociación de vecinos ZOES, tuvo lugar una charla sobre desobediencia civil en el ejercicio de la profesión de los bomberos y cerrajeros realizada por el grupo Stop Desahucios - Hay Alternativas de Salamanca.

El objetivo de la charla en ningún momento fue la persuasión de estos profesionales para que no participasen o actuasen impidiendo el trabajo de otros. Fue una charla meramente informativa.

Un abogado de la plataforma se dirigió a estos colectivos explicándoles algunas alternativas que tienen para negarse a participar en los desahucios dentro de la legalidad, ya que participan con regularidad en ellos.

Los bomberos son un cuerpo dedicado a la protección civil. Es aquí, donde choca el concepto de desahucio con protección ciudadana, ya que en un desahucio lo que se les pide en ningún momento está relacionado con la protección de las personas, por lo no tiene ningún sentido la actuación de los bomberos.

A pesar de la contradicción anterior, actualmente el cuerpo de bomberos habitualmente es requerido por la policía o por mandatos judiciales para intervenir en los desahucios.

Los cerrajeros, muchos de ellos autónomos, tienen mucho más fácil negarse a participar en un desahucio, ya que no pueden ser castigados por el Estado por no acudir a un desahucio.

En ningún momento durante la charla se perdió de vista que practicar la desobediencia civil dentro de la profesión, especialmente de los bomberos, que son funcionarios, entraña ciertos riesgos o sanciones.

El grupo de Stop desahucios ya envió un requerimiento a los bomberos de Salamanca invitándoles a no participar en los desahucios, además de haber enviado mociones a los ayuntamientos para acabar con las situaciones insostenibles que generan los desahucios.

Aprovechando la situación algunos de los bomberos que acudieron, quisieron contar lo que sucedió en el mes de febrero  durante la inauguración de la ya conocida como "torre del despilfarro". La torre costó un millón de euros y esta apenas es válida para la simulación de condiciones de fuego y humo, siendo menos aprovechable que la anterior donde realizaban sus simulacros y maniobras. Fue por ese motivo por el que algunos de los bomberos del parque de Salamanca decidieron protestar de forma pacífica y sin interrumpir el acto, denunciando el derroche en la construcción de esta torre, mientras que a la ciudadanía se le recorta en sanidad, educación, pensiones, dependencia...

El ayuntamiento, lejos de escuchar la reivindicación de los bomberos, decidió expedientar a 16 de los bomberos que participaban en el acto reivindicativo.

Ante la actitud del ayuntamiento, se inició una recogida de firmas para que se archivasen los expedientes  sancionadores contra estos bomberos.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Agenda

Sin eventos
  • Lo más leído
  • Comentarios

Acceso

Este sitio usa cifrado para trasmitir las contraseñas. ratmilwebsolutions.com